Inseminación

Trabajar con dosis de 30 ml y 1.000 millones de espermatozoides versus los 3.000 millones de la inseminación clásica.
Técnica más sencilla de aplicación, sin necesidad de la presencia del macho.
Lotes más homogéneos, al multiplicar por 3 la descendencia de un solo macho.